Joven maduro irresponsable

inquietud / apertura / copyleft / diseño / apple / linux / rock & roll

Cuando el cliente no quiere novedades

with 4 comments

120221Tranquilo


¡¡PELIGRO!! Spoiler: Si aún no has visto “El hombre tranquilo”, de John Ford, y tienes intención de hacerlo (algo que te recomiendo efusivamente), retoma la lectura de este artículo tras su visionado. Si no, ¡adelante!; comienza la historia:

Huyendo de un tormentoso pasado como boxeador, en el que llega a acabar con la vida de un hombre en el cuadrilátero, Sean Thornton (John Wayne) regresa a su pueblo natal, Innisfree, en Irlanda, con la intención de adquirir la casa donde nació y creció en sus primeros años.

No bien ha llegado al pueblo, se topa con Mary Kate Danaher (Maureen O’Hara); hermana del todopoderoso vecino de la localidad, Will Danaher (Victor McLaglen); de quien se enamora perdidamente.

Tras varias gestiones y una benigna conspiración de algunos de los conciudadanos de Innisfree, Will accede a que Sean corteje a su hermana y, finalmente, da el visto bueno a la unión en matrimonio de ambos. Pero en la fiesta de celebración del enlace, Will descubre el plan urdido a sus espaldas y con engaños para permitir la relación de Sean y Mary Kate y, enojado, retira la dote correspondiente a su hermana, consistente en todo el mobiliario y vajilla que ésta ha conservado a lo largo de los años y 350 libras.

Sean reniega de la dote y Mary Kate inmediatamente se lo reprocha la propia noche de bodas, con lo que el renegado marido no tiene más remedio que pedir que sus amigos del pueblo le ayuden a traer los enseres de su esposa.

Pareciera que el asunto hubiera terminado. Sean es un marido ejemplar: cultiva rosas, es amable y sensible, le compra un maravilloso coche a su mujer con el que se desplazan a hacer compras y rehuye el bar y el conflicto; un hombre tranquilo. Sin embargo, Mary Kate no olvida que su hermano aún le debe 350 libras y, viendo que Sean evita el enfrentamiento para recuperarlas, decide abandonar su hogar, avergonzada de su esposo.

Es entonces cuando Sean se da cuenta de que esta “clienta” es distinta a todas las que había conocido hasta la fecha: las rosas, la amabilidad, los detalles y su pacifismo no tienen lugar en esa sociedad. Así que, arrastrando a su mujer por los campos, se acerca hasta la casa de Will y, en presencia de todo el pueblo, exige al hosco hermano que le entregue la dote de Mary Kate.

Ante la negativa de éste, irremediablemente comienza una terrible pelea de poder a poder que finaliza, sorprendentemente, con los dos contendientes acudiendo a cenar, completamente ebrios, al hogar de la “feliz” pareja. Al grito de “¡mujer de la casa!; ¡quiero cenar!”, Mary Kate dispone bebida y comida para que ambos repongan fuerzas, satisfecha porque su hombre, ¡el hombre!, ha despertado y ha hecho “lo que tenía que hacer”.

Moraleja: No des por hecho que tu cliente quiere modificar sus costumbres; sus procedimientos; por las novedades y bondades que tú le ofreces. A veces, hay personas que son felices haciendo las cosas como siempre las han hecho, porque así lo han decidido. Lo que tú crees que es la mejor solución, es la peor para ellas. En ocasiones, hay que dejar las buenas maneras de yanqui civilizado y pasar a ser un rudo lugareño irlandés.

A continuación, la escena en la que el casamentero Michaleen Flynn (excelsa interpretación de Barry Fitzgerald) descubre el destrozado lecho nupcial tras la noche de bodas. Dos adjetivos le sobran para construir una escena legendaria:

..

Imagen | Extraída del artículo “Crítica rápida: El hombre tranquilo (The Quiet Man) – 1952‏
Vídeo | “Homérico” de frando1111frando (YouTube)

Anuncios

Written by iparrado

21/02/2012 a 21:07

Publicado en Cine, Ocio

Tagged with , , ,

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Soberbio, compañero.

    Lupi

    21/02/2012 at 22:42

    • ¡Ey!; ¿qué tal estamos, campeón?

      Me la recomendó Aitor hace un tiempo, pero no ha sido hasta este fin de semana que me puse con ella. ¡Afortunadamente! Una maravilla.

      Nos vemos. Un fuerte abrazo…

      iparrado

      22/02/2012 at 17:38

  2. Sin duda una de las mejores peliculas de la historia del cine. Con el encanto de lo bien hecho y con unos secundarios que hacen de este reparto coral. Uno de los mas acertads del cine. Obra maestra sin duda. Saludos y agradable sitio este

    plared

    21/02/2012 at 23:16

    • Creo que la clave es precisamente ésa, plared: el maravilloso elenco de actores que conforman un plantel de intérpretes sin igual. Un buen guión, una excelente dirección y todos esos monstruos de la interpretación en estado de gracia no pueden más que dar fruto a una obra maravillosa.

      Gracias por la visita. Un saludo…

      iparrado

      22/02/2012 at 17:36


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: